Introducción

Versión para impresiónVersión PDF
La Tierra para Apolo 17

Fotografía de la Tierra tomada desde la nave espacial Apolo 17 en 1972.1

La sorprendente diversidad, complejidad y belleza de la Tierra inspira la imaginación humana. Ya se trate de la pinturas rupestres hace 17.000 años de bisontes de Lascoux, Francia, de la orquestación de la naturaleza de Igor Stravinsky en el Rito de la primavera o de las impresionantes fotografías de Ansel Adam del Parque Nacional Yosemite, California, los seres humanos han encontrado siempre en la Tierra una fuente inagotable de inspiración creativa.

Los astronautas, al ver nuestro planeta desde el espacio, quedaron impresionados. Durante más de cuatro décadas, astronautas procedentes de muchos países y culturas han experimentado el llamado “Efecto perspectiva” – una sensación de intenso asombro al mirar hacia abajo la Tierra y ver su luminosa coloración y pulsante actividad – todo prospero bajo una fina franja de vida la acción de la atmósfera.

Efecto Visión General [foto]

Efecto Visión General

Frank White describe el “Efecto perspectiva” en su libro de 1998 con ese título. Consulta el siguiente video y escucha a cinco astronautas describir cómo la Tierra desde el espacio cambió sus vidas.

Pero algo más acompaña a esta asombrosa belleza. Los astronautas también ven una Tierra herida, un planeta estresado con áreas muertas de agua en el océano, tierras deforestadas, suelos erosionados y aire contaminado. Después de ver tanto la belleza como las heridas, los astronautas regresan a casa con un gran sentido de responsabilidad por el planeta y una motivación renovada para sanar la Tierra.

La idea de Sananado la Tierra

Sanando la Tierra es un libro electrónico sobre ciencia ambiental escrito por mujeres y hombres que comparten admiraciόn y preocupación por el mundo natural. Somos un grupo internacional de científicos y humanistas que imaginan – y trabajan por – un planeta más limpio y saludable. Estamos encantados de que explores Sanando la Tierra y te invitamos a unir tus esperanzas con las nuestras para promover un planeta más sano.

Hoy, el ambiente enfrenta amenazas sin precedentes en la historia de la humanidad. Estos retos incluyen la disminución de la biodiversidad, la reducción de los recursos naturales, la transición a fuentes de energía renovables, la disminución de las reservas de agua dulce, la disminución de la calidad y disponibilidad de los alimentos y un cambio en las temperaturas globales. Cada una de estas amenazas se tratan en los seis capítulos de Sanando la Tierra, que cubren la biodiversidad, los recursos naturales, la energía, el agua, los alimentos y el cambio climático. Los autores de Sanando la Tierra creen que las personas de todo el mundo necesitan un conocimiento científico accesible y comprensible para enfrentar los retos ambientales contemporáneos. El primer objetivo de Sanando la Tierra es proporcionar el conocimiento de esta ciencia.

Personas Inspiradas

John Muir [foto]

John Muir

John Muir (1838-1914) fue un naturalista dedicado a preservar las zonas silvestres de Estados Unidos. Él creía que el conocimiento del medio ambiente requiere no sólo de una perspectiva científica, sino también moral y espiritual.1

Sin embargo, el conocimiento científico no es suficiente para sanar la Tierra. Si realmente valoramos nuestro planeta, también debemos analizar detenidamente nuestras elecciones de estilo de vida personal y nuestras políticas públicas y preguntarnos: ¿qué elecciones y políticas promueven mejor el bienestar del mundo natural y de los seres humanos que dependemos de él? Esta es una pregunta moral que requiere una reflexión ética. El segundo objetivo de Sanando la Tierra es ayudarte a pensar éticamente mientras estudias ciencias ambientales.

Cuando empezamos a pensar detenidamente sobre ética ambiental, rápidamente nos damos cuenta que existen diversos puntos de vista sobre casi todas las preguntas morales y que la diversidad puede existir no sólo entre las personas, sino también dentro de nosotros mismos. El pensar a través de una cuestión ética con tantos puntos de vista alternativos nos reta a identificar lo que realmente creemos acerca del mundo natural y nuestro lugar en éste: ¿Piensas en el mundo natural como en un simple almacén de bienes materiales para tu uso y provecho? o ¿tienes otro punto de vista del mundo natural? Cuando consideras el sentido de tu vida, ¿lo ves básicamente como una competencia con otras personas para acumular y consumir el mayor número de bienes materiales como sea posible? o ¿tienes otro punto de vista sobre el sentido de tu vida?

En el fondo de nuestras perspectivas éticas están el núcleo de nuestras creencias sobre el mundo y sobre nosotros mismos. Estas profundas creencias, a veces inconscientes, conforman nuestro espíritu interior o espiritualidad. El tercer objetivo de Sanando la Tierra es ayudarte a identificar y hablar de espiritualidad como un aspecto de las ciencias ambientales. Esto es, los significados que damos al mundo natural y los sentidos que damos a nuestras vidas dentro de éste. Vamos a discutir otras dimensiones de espiritualidad de Sanando la Tierra, pero nuestra creencia más profunda de la naturaleza es un buen punto de partida.

Personas Inspiradas

Thomas Berry [photo]

Thomas Berry, C.P. (1914-2009) fue un sacerdote católico de la orden Pasionista que dedicó su vida y sus escritos a la ecología, la cosmología y la historia cultural. Su libro más famoso, The Great Work: Our Way Into the Future (1999), nos reta a participar en la “gran tarea” de sanar la Tierra. 1

La ética y la espiritualidad ayudan a motivar la acción. El movimiento para ser un agente de cambio en el mundo nos pide identificar problemas ambientales concretos en nuestras comunidades, recopilar información, analizar datos, seleccionar respuestas y actuar. El cuarto objetivo de Sanando la Tierra es apoyar tu preparación para la acción informándote sobre las actividades ambientales que se realizan en diferentes partes del mundo y sugerir acciones que podrías considerar en tu propia comunidad.

Fue el ecologista y teólogo Thomas Berry, quién acuñó la frase ecología integral — una forma de entender y estudiar el mundo natural combinando ciencia medioambiental, la ética del medio ambiente, y la espiritualidad medioambiental en aras de acciones que fomenten el bienestar de la naturaleza y Sociedad. Este concepto luego se convirtió en el sello distintivo de la carta encíclica del Papa Francisco sobre el medio ambiente, Laudato Sí. Al combinar ciencia, ética, espiritualidad y acción, Sanando la Tierra te ofrece una educación única e ‘integral’ en ciencias ambientales.

Los Elementos de la Ecología Integral

Debido a que nos acercamos al estudio de la naturaleza de forma única, es importante tener una clara idea de lo que la ciencia, la ética, la espiritualidad y la acción significan en Sanando la Tierra. En esta sección ofrecemos una descripción detallada de estos cuatro conceptos fundamentales. Cuando empieces a leer cada capítulo de Sanando la Tierra, puede ser útil volver a esta sección para recordarlos.

Ciencia

La ciencia es una forma sistemática de estudiar las estructuras y los procesos del mundo natural. Los investigadores adquieren conocimientos científicos utilizando el método científico. El método científico sigue los siguientes pasos:

Personas Inspiradas

Melvin Calvin [foto]

Melvin Calvin

Melvin Calvin (1911-1997) fue un químico estadounidense cuyo uso cuidadoso del método científico en los experimentos de laboratorio lo ayudó a descubrir hechos que dieron lugar a una nueva teoría que explica la fotosíntesis – el proceso por el cual las plantas convierten la energía solar en energía química.1

El Método Científico
  1. Hacer una pregunta sobre la naturaleza.
  2. Realizar una investigación de fondo y observación.
  3. Construir una hipótesis (una conjetura razonable).
  4. Probar la hipótesis a través de la experimentación.
  5. Analizar los datos y sacar una conclusión.
  6. Comunicar los resultados de los análisis para confirmar la conclusión.

Los científicos comienzan con una característica del mundo que les interesa y que da lugar a una pregunta que les gustaría investigar. Después, observan detenidamente esta característica, reúnen y registran los datos preliminares y construyen una hipótesis que es una respuesta verificable a la pregunta que están formulando.

Mirar en detalle

Ve este breve video para obtener un ejemplo de cómo usar el método científico.

A continuación, los científicos comprueban la hipótesis con una serie de experimentos, que siguen un procedimiento organizado. El procedimiento mantiene todas las variables constantes, pero no la que se está probando. Después, los científicos analizan los resultados y se llega a una conclusión sobre si la hipótesis es correcta o incorrecta. Al comunicar sus hallazgos en libros y revistas, los científicos descubren si los resultados de sus experimentos son consistentes con los hallazgos de otros científicos.

Personas Inspiradas

Rachel Carson [photo]

Rachel Carson

Rachel Carson (1907-1964) fue una bióloga acuática que se enfrentό a una fuerte oposición social cuando señaló que los pesticidas sintéticos amenazan el ambiente. Su valiente libro Silent Spring llevό al gobierno de Estados Unidos a prohibir el pesticida DDT.1

Si otros experimentos confirman la hipótesis de un científico, el resultado puede ser propuesto como un hecho científico. Con el paso del tiempo, los científicos pueden construir una teoría a partir de los hechos que han sido confirmados a través de múltiples experimentos por muchos científicos diferentes. Las teorías científicas explican la relación entre muchas características del mundo natural, como la teoría de la evolución de Charles Darwin o la teoría de la relatividad de Albert Einstein. Una vez más, los científicos comunican sus teorías a otros científicos para que su investigación pueda ser validada o impugnada.

Toda la información científica utilizada en Sanando la Tierra se basa en observaciones probadas que han llevado a hechos y teorías. Estos hechos y teorías han sido reconocidos, continuamente explorados y vueltos a evaluar por los científicos de todo el mundo.

Personas Inspiradas

Aldo Leopold [foto]

Aldo Leopold (1887-1948), (a la izquierda, junto al naturalista Olaus Murie), fue un ecologista estadounidense famoso por la “ética de la tierra” que propuso en su libro A Sand County Almanac (1949). Leopold creía que debemos cambiar nuestra concepción de “conquistador de la comunidad terrestre” a “miembro y ciudadanos de la misma”; sólo entonces respetaremos a todas las criaturas del mundo natural como nuestras “compañeras” en una comunidad compartida.1

Sanando la Tierra un libro de texto en ciencias ambientales. Esto significa que estudia las estructuras y los procesos del mundo natural y el impacto humano sobre ellos. Para comprender c0mo funciona el mundo natural, los científicos ambientales estudian la ecología, la rama de la ciencia que investiga las diversas relaciones confusas y complejas que existen entre los organismos y su entorno físico.

Los científicos ambientales utilizan sus conocimientos de la ecología para desarrollar soluciones a los problemas ambientales. Debido a que estos problemas están relacionados con las acciones humanas en la sociedad, los científicos ambientales también deben investigar cómo interactúan los sistemas sociales humanos y los ecosistemas de la tierra. Por ejemplo, ¿cómo impacta el método de producción económica y el consumo de una sociedad el medio ambiente? O bien, ¿cuáles son los efectos ambientales de las políticas públicas de una sociedad en relación con la eliminación de residuos? La economía y la política son sólo dos de los sistemas sociales que los científicos ambientales deben involucrar con el fin de ayudar a resolver los problemas ambientales. Otros actores incluyen la salud pública, los negocios, la educación y la cultura. La ciencia ambiental es, por tanto, un campo de estudio interdisciplinario con la ecología en su centro. Para abarcar todos estos temas, se requeriría una segunda parte del libro – algo que nos gustaría desarrollar más adelante. Por ahora, Sanando la Tierra solo puede mencionar estos temas dentro de la discusión de ética ambiental.

Ética

La Ética es el estudio y la práctica de acciones que contribuyen al bienestar de los seres humanos, las sociedades humanas, y el mundo natural. Sanando la Tierra adopta el enfoque de que los bienes básicos son necesarios para el bienestar de los seres humanos, el mundo natural y la sociedad.

Entre los bienes básicos para el ser humano están aquellos que permiten su supervivencia física (por ejemplo, aire, comida, agua, cobijo, asistencia médica, seguridad) y su crecimiento personal (por ejemplo, relaciones humanas positivas, trabajo, participación social, disfrute del mundo natural). Los capítulos de Sanando la Tierra explicarán que los bienes básicos del mundo natural incluyen diversidad de especies, recursos naturales abundantes, uso humano de fuentes de energía renovable, agua limpia, producción de alimentos orgánicos y mitigación del cambio climático global. Los bienes básicos de una sociedad humana son las estructuras y los procesos de la vida política, económica y cultural que hacen posible que prosperen juntos los seres humanos y el mundo natural.

Sanando la Tierra se centra en el mundo natural y pregunta: ¿cuál es una perspectiva ética y segura que se debe tomar cuando nos enfrentamos hoy debido a la disminución de la biodiversidad, la extracción de combustibles fósiles, el agotamiento de los recursos naturales, la escasez de agua, los sistemas alimentarios inadecuados y el cambio climático?

Sanando la Tierra proporciona una ética ambiental coherente. Esto no significa que Sanando la Tierra proporciona respuestas a cada cuestión moral que plantean los desafíos ambientales actuales. Esto sería imposible! Lo que ofrece Sanando la Tierra es una estructura coherente que se puede usar para elaborar respuestas morales, lógicas y fieles a los desafíos medioambientales que se enfrentan dentro de un contexto específico.

La ética ambiental de Sanando la Tierra empieza con tres declaraciones fundamentales. De estos fundamentos se derivan tres conjuntos de normas éticas.

Tres Fundamentos Éticos

Mirar en detalle

El significado del valor intrínseco y los puntos clave en el debate sobre si la naturaleza tiene un valor intrínseco, se discute en este breve artículo.

El primer fundamento de la ética ambiental de Sanando la Tierra es el precepto de que la naturaleza tiene un valor intrínseco. Esto significa que el mundo natural tiene valor en sí mismo, que no requiere de la necesidad humana o el deseo de darle valor. Por ejemplo, una abeja tiene valor como criatura de la naturaleza, ya sea que satisfaga o no las necesidades de los seres humanos.

Personas Inspiradas

Vandana Shiva [photo]

Vandana Shiva

La Dra. Vandana Shiva es una física y activista ambiental india que se opone a la idea de que la naturaleza sólo tiene valor instrumental, como al desarrollo de los organismos genéticamente modificados (OGM). Mira este video para una presentación de sus ideas y su oposición a OGM.1

El segundo fundamento de la ética ambiental de Sanando la Tierra es el principio de que la naturaleza tiene un valor instrumental. Esto significa que el mundo natural tiene recursos que son útiles para el bienestar de todas las criaturas de la Tierra. Una vez más, como ejemplo, casi un tercio de todas las plantas y productos vegetales necesarios para la supervivencia de los seres humanos dependen de la polinización de las abejas mieleras y los seres humanos han estado utilizando las abejas para este propósito durante siglos.

Aunque la naturaleza tiene un valor instrumental, es sumamente importante que no veamos esto como el primer y único valor de ésta. Muchos de los problemas ambientales que enfrentamos en la actualidad son el resultado de las acciones adoptadas por personas que ignoran el valor intrínseco de la naturaleza y ven la naturaleza sólo como una tienda para satisfacer los deseos y las necesidades humanas. Este punto de vista usualmente conduce a la explotación de los recursos de la Tierra y a la destrucción de los ecosistemas.

El tercer fundamento de la ética de Sanando la Tierra es el valor de la sostenibilidad ambiental. Con este principio nos referimos a que un recurso natural puede usarse sólo si 1) permanece saludable y capaz de realizar su función para el ecosistema dentro del cual existe y 2) es lo suficientemente abundante para satisfacer las necesidades razonables de las generaciones humanas futuras. Cuando la gente respeta el valor instrumental de la abeja usándola de manera sostenible, está respetando su valor intrínseco y el futuro de humanidad.

Es importante entender la diferencia entre los términos ‘sustentable’, ‘sostenible’ y ‘desarrollo sostenible’ dentro del contexto de Sanando la Tierra. La opción sustentable, aunque es un término aceptado en nuestro idioma, no expresa adecuadamente el sentido que se quiere dar en Sanando la Tierra. El término se relaciona más con la definición de defender o sostener una posición, o en el ámbito de la vida cotidiana, se confunde con el término ‘sustento’, relacionado con alimentación. La recomendación es utilizar la palabra sostenible, que expresa con mayor precisión el concepto que queremos utilizar cuando nos referimos al medio ambiente y la ecología. Además, se puede confundir el desarrollo sostenible con la sostenibilidad porque la primera se puede interpretar como ‘crecimiento sostenido’ o ‘desarrollo exitoso’. La sostenibilidad, en relación con la dimensión ambiental, es entendida como 'sostenibilidad ambiental' al igual que se describió en el párrafo anterior.1

Tres Conjuntos de Normas Éticas

Los tres fundamentos éticos del valor intrínseco, del valor instrumental, y de la sostenibilidad ambiental, apoyan tres conjuntos de normas éticas que proporcionan directrices más concretas para ayudarnos a tomar decisiones morales. Los tres conjuntos de normas éticas incluyen los principios morales, los objetivos morales y las virtudes morales.

Principios Morales

Los principios morales expresan estándares que nos ayudan a decidir cuáles de nuestras acciones contribuyen o disminuyen el bienestar de los seres humanos, las sociedades humanas, y el mundo natural. Sanando la Tierra ofrece seis principios morales para tener en cuenta mientras guían nuestras acciones en el mundo natural.

  1. Cuidado de la creación
  2. Dignidad humana y derechos humanos
  3. Bien común
  4. Destino universal de los bienes
  5. Opción preferencial por los pobres
  6. Subsidiariedad

A continuación, se mencionan las definiciones de estos principios. El significado y la aplicación de los seis principios reciben una cuidadosa atención en cada capítulo de Sanando la Tierra.

Cuidado de la Creación: el principio moral que nos llama a cuidar la Tierra de un modo que preserve y proteja la integridad del mundo natural, al mismo tiempo que pone sus frutos a disposición de las necesidades legítimas de los seres humanos.

Dignidad humana y derechos humanos: el valor intrínseco de ser seres humanos nos llama a respetar dos tipos de derechos humanos:

  • el derecho a la inmunidad contra el daño injusto (por ejemplo, el derecho a no abusar de mi integridad corporal, a no suprimir mi libertad de expresión, a no prohibir mi práctica religiosa)
  • el derecho a los bienes básicos necesarios para la vida (por ejemplo, mi derecho a la alimentación, a la vivienda, a la atención médica, etc.).

Bien común: la suma total de las condiciones del mundo natural y la vida física, social, y espiritual de la humanidad que permiten a los grupos y a cada uno de sus miembros la libertad relativa e iguales posibilidades para alcanzar una vida plena.

Destino universal de los bienes: el principio moral de la disponibilidad o “destino” de los bienes necesarios para la vida humana es “universal”; es decir, los bienes básicos como el agua, los alimentos, el aire, la tierra, la vivienda y el vestido no pueden ocultarse a los seres humanos que están en absoluta necesidad.

Opción preferencial por los pobres: el principio moral de que las personas en absoluta necesidad de los bienes básicos de la vida (por ejemplo, agua, alimentos, aire, tierra, vivienda, vestido) deben tener prioridad en el cuidado.

Subsidiariedad: el principio moral requiere que se resuelvan los problemas de la comunidad en el nivel adecuado. Esto significa que las soluciones propuestas a los problemas de la comunidad no deben ser buscadas a nivel local si demandan asistencia regional, estatal o internacional, o a nivel global si el problema se resuelve mejor a nivel estatal, regional o comunitario.

Objetivos Morales

Los principios morales guían nuestras acciones hacia los logros de las metas morales. Sanando la Tierra tiene siete objetivos morales, seis específicos para el tema ambiental de cada capítulo y un objetivo moral general que abarca la ecología natural y humana como un todo. Cada uno de los objetivos enumerados son examinados detalladamente en los capítulos de Sanando la Tierra.

 

  1. Proteger y preservar la diversidad biológica.
  2. Apoyar fuentes de energía renovables y sostenibles disponibles para todas las personas.
  3. Disminuir el daño hechos a la naturaleza y a las personas por las industrias extractivas.
  4. Conservar y proteger el agua y su disponibilidad para todas las personas y las formas de vida.
  5. Producir alimentos saludables y disponibles para todas las personas.
  6. Reducir el cambio climático global inducido por los seres humanos.
  7. Desarrollo integral auténtico.

El Objetivo 7, objetivo moral final de la ética ambiental de Sanando la Tierra, se relaciona con la discusión anterior sobre el bienestar humano, ambiental y social. El desarrollo auténtico e integral implica el esfuerzo moral de poner a disposición los bienes básicos necesarios para el florecimiento humano, ambiental y social.

Virtudes morales

Las virtudes morales son elementos del carácter de una persona que contribuyen al bienestar de los humanos, las sociedades humanas y el mundo natural. Las virtudes se desarrollan en nuestro carácter a través de la práctica y el compromiso. Una persona virtuosa persigue objetivos morales utilizando los principios morales como una brújula. A lo largo del libro, seis virtudes morales serán exploradas como respuestas importantes de la naturaleza.

  1. Gratitud por la existencia, belleza, y los recursos de la naturaleza.
  2. Valor para vivir de forma sostenible y abogar por el bien de la naturaleza.
  3. Justicia en la prevención, restauración y distribución de los bienes de la naturaleza.
  4. Prudencia en las decisiones que afectan a la salud de la naturaleza.
  5. Templanza en el consumo de los bienes de la naturaleza.
  6. Generosidad al compartir los bienes de la naturaleza.

Preguntas a Considerar

  • Imagina que la mayoría de la gente en tu sociedad realmente respeta el valor intrínseco de la naturaleza. ¿Cómo podría la vida en tu comunidad ser diferente de lo que es ahora?
  • ¿De qué manera la abeja melífera ejemplifica el valor intrínseco, el valor instrumental y el valor de la sostenibilidad de la naturaleza?

Espiritualidad

Las elecciones éticas que haces reflejan lo que valoras. Pero ¿por qué valoras una cosa sobre otra? ¿Por qué una cosa es valiosa para ti, pero no para otros en tu sociedad? ¿Por qué distintas personas valoran diferentes cosas?

Nuestros valores están conectados a nuestras creencias, las convicciones conscientes e inconscientes a veces están en el corazón de nuestra individualidad y de nuestra visión del mundo. Estas convicciones fundamentales expresan nuestro espíritu interior. Esta es una de las dimensiones de espiritualidad que se tratan en Sanando la Tierra. Si siempre has relacionado espiritualidad con creencias y prácticas religiosas, esta dimensión básica humana de espiritualidad puede sorprenderte. Pero está ahí. Como escribe el católico romano, Fr. Ronald Rolheiser: espiritualidad “viene del susento cotidiano de la vida.” “Todos tenemos una espiritualidad,” dice Rolheiser, “Si queremos una o no, si somos religiosos o no.”

Personas Inspiradas

Jane Goodall [foto]

En su libro Reason for Hope: A Spiritual Journey (2000), la primatóloga Jane Goodall explica cómo la apreciaciόn del valor sagrado de la naturaleza ayuda a la ciencia y sostiene la esperanza para el futuro del mundo natural.1

Hoy, cada vez más personas encuentran sabiduría en la perspectiva de los naturalistas y científicos como Rachel Carson, John Muir y Jane Goodall, quienes insisten en que el cuidado del medio ambiente empieza con una sensación de admiración sobre la belleza y complejidad del mundo natural. Cuando nuestros sentidos están cautivados de forma duradera por las características intrínsecas del mundo natural, estamos tocando lo que realmente es diferente o sagrado en un elemento esencial de la naturaleza. Cuando algo es sagrado, estamos diciendo que tiene una calidad interna que comunica poder, o integridad, fuera del cálculo de los humanos. Experiencias de asombro y sacralidad en la naturaleza pueden cambiar la vida. Como Carl Sagan y veintidós científicos prominentes del mundo escribieron en su Llamamiento al Diálogo a los Líderes Religiosos de la Tierra en 1990:

“Los esfuerzos para proteger y cuidar el medio ambiente deben ser permeados con una visión de lo sagrado.”

Mirar en detalle

Lee aquí el Llamado para el diálogo a los líderes religiosos de la Tierra.

Esta experiencia de asombro y sacralidad es otra dimensión de espiritualidad analizada en Sanando la Tierra.

Además de nombrar las creencias internas sobre la naturaleza y la experiencia con la naturaleza como impresionante y sagrada, una tercera dimensión de espiritualidad de Sanando la Tierra son las muchas creencías y rituales que tienen y practican personas en las religiones del mundo en relación con el mundo natural.

Aproximadamente 80% de las personas en el mundo se identifican como miembros de una religión, por lo que es importante aprender algo acerca del valor que las principales religiones del mundo le otorgan al mundo natural. En cada capítulo de Sanando la Tierra aprenderás sobre las enseñanzas y prácticas religiosas de los pueblos indígenas, el Hinduismo, el Budismo, el Islam, el Judaísmo y el Cristianismo en relación con el mundo natural.

Este libro, Sanando la Tierra, analiza la espiritualidad porque nos abre a tres realidades sobre los seres humanos, la sociedad, y el mundo natural que las ciencias del medio ambiente no deberían pasar por alto. Estas realidades son:

  • las creencias personales más profundas de sobre el signifcado y valor del mundo natural.
  • la experiencia personal admiración y asombro por la belleza sagrada y complejidad del mundo natural.
  • La manera en que personas se han, desde tiempo inmemorialbes, entendida e inspirada en la naturaleza en las religiones del mundo.

Preguntas a Considerar

  • Imagina una comunidad donde se honra la naturaleza como algo sagrado. ¿Crees que la vida en esa comunidad se diferencia de la vida en tu comunidad? Da ejemplos de tu respuesta.
  • ¿Los líderes religiosos de tu comunidad también son líderes en el cuidado de la Tierra? Si es así, ¿cómo conectan su religión con el cuidado de la Tierra? Si no son líderes en el cuidado de la Tierra, ¿por qué crees que es así?

Tomar Medidas

Si logramos una mejor comprensión de las estructuras y de los procesos del mundo natural, tomaremos decisiones éticas ecológicamente racionales y desarrollaremos una profunda gratitud espiritual por la naturaleza. Pero si no tomamos las medidas necesarias por el bien de la Tierra, entonces estamos todavía lejos de resolver una apreciación completa de los desafíos ambientales.

Personas Inspiradas

William Kamkwamba [foto]

William Kamkwamba Malawi es el “niño que aprovecha el viento”. En 2002, William utilizό árboles de goma azul, piezas de bicicleta y materiales de un depósito de chatarra local para crear una fuente de energía para su aldea. Desde entonces, ha construido una bomba de agua con energía solar y otros dos molinos de viento. En 2013, la revista Time nombró a William una de las “30 personas menores de 30 Cambiando el Mundo”. Ver su presentación en TED Talk.1

Un verdadero amor por la naturaleza y por todas sus criaturas tiene dos aspectos: la benevolencia y la beneficencia. La palabra “benevolencia” proviene de la expresión latina bĕne vŏolo, que significa desear bien. La palabra ‘beneficencia’ proviene de la expresión latina bene facere, que significa actuar bien. Sanando la Tierra está comprometido con la idea de que las verdaderas soluciones a los problemas ambientales dependen de una actitud benevolente que desea el bien de la Tierra y de acciones de beneficencia que hacen bien a la Tierra. Una espiritualidad ambiental auténtica y activa promueve acciones que protegen y sanan la Tierra.

Al igual que la ciencia, la acción por el medio ambiente requiere un método. A través de Sanando la Tierra los autores te alientan a seguir cuatro pasos mientras te preparas para actuar a favor del ambiente. Estos pasos se apoyan en la ciencia, la ética, y la espiritualidad ya discutidos en Sanando la Tierra:

  1. Identificar un problema.
  2. Estudiar los aspectos científicos y sociales del problema.
  3. Imaginar las posibles respuestas de acción que son éticamente coherentes y espiritualmente genuinas.
  4. Seleccionar una respuesta de acción, ponerla en marcha, y monitorear los resultados.

Aquí hay un ejemplo de como funcionan los pasos de acción. Imagínate que tú y tus amigos se dan cuenta que el área de natación del lago local gradualmente ha adquirido mala hierba subacuática y muchos de los peces han muerto. Quieres hacer algo para solucionar esto.

Paso 1: Escribe una declaración objetiva de un problema que has observado.

Paso 2, reúne y analiza información científica y social suficiente, escuchando diferentes hipótesis sobre el problema. Quizás sospechas que este problema está relacionado con el escurrimiento de fertilizantes de los campos agrícolas situados a lo largo de la orilla del lago. Podrías comprobar la calidad del agua del lago con un equipo de análisis de agua, visitar el parque de tu localidad distrital o el Departamento de Recursos Naturales para obtener más información del lago y puedes hablar con los agricultores que trabajan junto al lago. A tráves de la recolección y el análisis de la información, se llega a la conclusión de que el escurrimiento de fertilizantes agrícolas están elevando el crecimiento desproporcionado de las hierbas subacuáticas y las muertes de peces.

Ahora continuas por el paso 3: usando la ética medioambiental de Sanando la Tierra y pensando sobre las tres dimensiones de espiritualidad, consideras varias opciones para la acción. Una opción puede ser escribir un artículo en el periódico local para alertar a tu comunidad del problema. Otra opción puede ser asistir a una reunión del consejo de la ciudad y expresar tu preocupación. También, quizás consideres preguntar a los agricultores sobre métodos alternativos de fertilización de cultivos. Evalúas todas las opciones y determinas cuál te acercará más a tu objetivo de un lago más limpio en una forma éticamente coherente y espiritualmente genuina.

Estos estudiantes de la Escuela de Medio Ambiente, Empresa y Desarrollo de la Universidad de Waterloo, Canadá, unieron esfuerzos con el músico Jack Johnson para ayudar a construir All At Once, una red de acción social basada en la comunidad que se centra en la sostenibilidad ambiental. 1

Paso 4: trabaja en la opción elegida, y monitorea el efecto de la acción sobre tu objetivo y sobre tu mismo. Quieres que la acción tenga una consecuencia positiva en el problema y en tu crecimiento espiritual y moral. De hecho, si tu integridad y tu fondo espiritual han sido afectados en la acción, es una señal que la acción no fue positiva, a pesar de la intención.

El estudio de la ciencia ambiental en Sanando la Tierra es incompleto si no se toman acciones para el medio ambiente. Cada capítulo te dará sugerencias de acciones. Sin embargo, las mejores acciones serán aquellas que tú desarrolles con otros en respuesta a los problemas específicos que ves en tu propia comunidad.

La gravedad de los problemas ambientales de hoy nos llama a profundizar en nuestro autoconocimiento, el conocimiento de la sociedad, la comunicación con los demás y la conciencia de nuestro planeta a través de los recursos de la ciencia, la ética, la espiritualidad y la acción. Sanando la Tierra está dedicado a la idea de que éstas son formas complementarias y necesarias de entender, respetar y sanar el mundo natural. La mayoría de nosotros nunca tendrá la oportunidad de lo astronautas impresionados por la vista de la Tierra desde el espacio. Sin embargo, podemos recurrir a sus experiencias, a nuestras propias experiencias de la naturaleza y a las experiencias de muchos otros para dar vida al propósito de una Tierra sana y alentarnos a trabajar hacia ese objetivo.

Preguntas a Considerar

  • Imagina vivir tu día a día con gran atención a la salud de la naturaleza en tu comunidad. ¿Qué acciones que actualmente realizas encajarían en esta vida? ¿Qué acciones que actualmente realizas sería necesario cambiar?
  • Piensa en un momento de tu vida en que te conmovió profundamente alguna característica de la naturaleza. Imagina esta característica de la naturaleza dañada o destruida por el comportamiento humano. ¿Cómo usarías los cuatro pasos de acción para reparar este daño?

Estructura y características de Sanando la Tierra

Mientras exploras Sanando la Tierra verás que tiene una organización particular, abordando los aspectos de con la ciencia, la ética, la espiritualidad, y acción que se refieren al tema concreto de cada capítulo.

Cada capítulo comienza con un estudio de caso y termina con preguntas para reflexionar y explorar, y una sección de recursos adicionales.

Notarás que la Sección de acción en cada capítulo tiene dos partes: los Informes regionales y las Ideas de acción. En la Sección Informes regionales, se presentan noticias actuales e informes de organizaciones de seis regiones del mundo: África, Asia Pacífico, Europa, Norteamérica , Latinoamérica y Asia meridional. Estos son importantes para ampliar tu conocimiento sobre los problemas ambientales que enfrentan las personas alrededor del mundo y hacer conexiones con los problemas de tu comunidad. Esta conciencia mejorará tu capacidad para ver los problemas e imaginar las acciones que puedes tomar.

Los Informes regionales de Sanando la Tierra provienen de seis regiones del mundo. 1

Traducciones

Las opciones de idiomas (actualmente en inglés y castellano) pueden ser accedidas seleccionando la pestaña "Idioma" en la página de inicio de Sanando la Tierra.

Iconos

Sanando la Tierra utiliza varios íconos para dirigir tu atención a lecturas complementarias importantes, videos, textos, recursos adicionales y conexiones con otras secciones del texto. Familiarízate con la apariencia de los siguientes íconos para que puedas reconocerlos a lo largo del texto.

Los iconos Mirar en detalle aparecen en recuadros naranja que contienen la imagen de un microscopio o una cámara de vídeo. Estos iconos te dirigen a lecturas o videos complementarios que contienen información importante y relevante para el tema actual.

 

Personas Inspiradoras contienen fotografías e informaciones sobre personas que han marcado la diferencia en las ciencias ambientales, la ética o la espiritualidad ambiental en los ámbitos local, nacional o internacional.

 

Los íconos Mirando hacia el futuro aparecen en recuadros azules y están marcados por la imagen de una persona que mira a través de un telescopio. Estos iconos apuntan a las conexiones entre el tema actual y el contenido que aparece más adelante en el texto.

 

Los iconos Recapitulando aparecen en recuadros azules y están marcados con una flecha giratoria. Estos iconos apuntan a conexiones entre el tema actual y el contenido que apareció antes en el texto.

 

 

Las Preguntas que te ayudan a comprender mejor el tema se plantean y responden dentro de los íconos de preguntas a lo largo del texto. Los íconos de preguntas contienen un signo de interrogación dentro de un cuadrado de margen naranja.

 

Suplementos

Sanando la Tierra tiene varios suplementos que pueden ser accedidos del menú desplegable en la página de inicio. Estos suplementos incluyen mapas, conversiones de unidades, y un glosario de términos.

Tablero de anuncios y página de Facebook

Consulta el tablero de anuncios al final de la página de inicio para ver las noticias actuales de Sanando la Tierra de usuarios de todas partes del mundo. Entrega noticias sobre acciones y eventos de tu colegio, universidad, o comunidad que podemos publicar en el tablero de anuncios. También consulta la página de Facebook sobre noticias actuales del medio ambiente.

Únete a la comunidad de académicos de Sanando la Tierra

Desde el menú desplegable ‘Sobre nosotros’, selecciona la sección de académicos para conocer los que han contribuido a Sanando la Tierra. Si eres un/a profesora, maestra/o, estudiante, o un alumno adulto, te invitamos a convertirte en parte del equipo y mandar noticias, ideas, obras escritas, actualizaciones, y editaciones a Sanando la Tierra para incluir en el texto de libro.

Ahora es el momento de abrir los capítulos de Sanando la Tierra y engrandecer tu admiración por nuestro magnífico planeta. Alimenta tu imaginación por un planeta sanado gracias al descubrimiento científico, la evaluación ética, y la reflexión espiritual. Luego únete a los autores, los compañeros de estudios, y los profesores de Sanando la Tierra de todo el mundo para actuar por el biende Nuestra Casa Común.

1

  • 1.

    Aguilar Posada, José A. Hacia la sostenibilidad a través del diálogo y cooperación entre diferentes tipos de conocimiento. 2000. University of California at Berkeley, PhD dissertation.