Plantas y animales

Versión para impresiónVersión PDF

La temperatura y el fotoperiodo juegan un papel importante en la determinación de la duración de los ciclos de vida de las plantas y los animales. A medida que el clima global se vuelve más cálido, las especies se ven afectadas por la temperatura, el agua y los eventos extremos.

Mirando hacia el futuro

En la próxima sección sobre Cambio Climático Global y Acción veremos cómo la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos está colaborando con los pueblos indígenas, para conocer más sobre los cambios locales en la relación entre el clima y la polinización de las plantas.

En el norte de Europa, Rusia y América del Norte, por ejemplo, muchas plantas ahora empiezan a “ponerse verdes” en primavera, unos días antes que en el pasado en respuesta al clima más cálido (Figura 21). Sin embargo, en las regiones que se encuentran más alejadas del ecuador, como en los países escandinavos a 60o N-70o N, las temperaturas pueden aumentar más pronto en la primavera, pero el fotoperíodo estacional no cambiará. Por tanto, la temperatura y el fotoperíodo se vuelven asincrónicos, ocurriendo en diferentes momentos. Este desface afecta la polinización de cultivos, ya que la floración de las plantas (que depende del fotoperíodo) y la llegada de polinizadores, como las abejas (que dependen de la temperatura), se producen en diferentes momentos. La disminución de la polinización de los cultivos causa una significativa disminución en la producción de alimentos.

Figura 21. Cambios en el inicio del “reverdecimiento” de primavera de 1982 a 2007 en América del Norte, basados en observaciones satelitales. Los colores verdes representan una tendencia avanzada, mientras que los rojos representan una tendencia de retraso. El color blanco indica áreas sin buenos datos o sin cambios.1

  • 1.

    Onset of Spring, “Diverse responses of vegetation phenology to a warming climate” by Zhang, X., D. Tarpley, and J. T. Sullivan (2007), used with permission.

Además, los cambios importantes en los lugares de acumulación de lluvia y nieve afectarán en gran medida la vida silvestre y el éxito de los cultivos. A medida que aumenta la temperatura de la superficie terrestre, la tierra se seca más rápidamente y se ve más amenazada por la sequía. Al mismo tiempo, a medida que aumenta la temperatura, la cantidad de humedad que el aire puede contener aumenta exponencialmente. Esto aumenta la intensidad de las precipitaciones. Por tanto, un clima más cálido genera tanto sequías como inundaciones en diferentes momentos, que afectan a toda la biósfera.

Figura 22. Esta serie de fotografías muestra pequeñas almejas jóvenes que se disuelven en agua acidificada. El CO2 es absorbido del aire por el agua de los océanos, acidificando el agua y reduciendo así la capacidad de las almejas jóvenes para hacer crecer sus conchas. Como se ve en las fotografías, donde los niveles de CO2 aumentan progresivamente de izquierda a derecha, las almejas de 36 días (medidos en micras), cultivadas a niveles elevados de CO2 son más pequeñas que las cultivadas a niveles de CO2 más bajos. 1

Como se señaló anteriormente, los organismos microscópicos oceánicos están amenazados por la acidificación del océano, causada por el incremento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera debido a las emisiones de combustibles fósiles. Muchos de estos organismos marinos construyen sus “conchas” protectoras externas de carbonato de calcio (CaCO3), el cual se disuelve fácilmente en agua ácida, lo que provoca una enorme presión sobre estos organismos microscópicos (Figura 22). Debido a que estos organismos microscópicos forman la base de la cadena alimenticia, la presión ejercida sobre ellos por la acidificación de los océanos tiene efectos en cascada desde la cadena completa hasta los principales depredadores. Los experimentos sugieren que los arrecifes de coral, los moluscos, y los erizos de mar son particularmente vulnerables a la acidificación. Además, la reproducción de las diatomeas, un grupo importante de algas y un productor primario de la biomasa oceánica y oxígeno atmosférico, se ve afectada negativamente.

Los arrecifes de coral se encuentran entre las comunidades de vida biológicamente más diversas del planeta. Éstos están amenazados no sólo por la acidificación de los océanos, sino también por el calentamiento global que hace que los corales expulsen a sus endosimbiontes o zooxantelas , dando como resultado un aspecto blancuzco. Esto puede llevar a la pérdida de un arrecife de coral que de otro modo serviría como hábitat para una rica diversidad de peces, y serviría para proteger muchas áreas de islas costeras de las mareas provocadas por las tormentas.

Preguntas para considerar

Realiza un registro de los alimentos que comes todos los días en tu comida principal. Ve el Mapa de Puntos Calientes de la Unión de Científicos Preocupados y ve el efecto que el cambio climático global puede tener en tus alimentos. ¿Cuántos de estos alimentos podrías permitirte perder antes de que tu salud esté en riesgo? ¿Qué harías para sustituir los alimentos de tu comida principal que podrían perderse debido al cambio climático global?

La ciencia ha permitido avanzar en nuestra comprensión del cambio climático global. Entendemos que causa el cambio climático y comprendemos ahora los graves impactos que éste está teniendo en los procesos ambientales y las comunidades humanas. Sin embargo, como Dale Jamieson afirma:

. . . pueda ser resuelto por la acumulación de información científica. La ciencia nos ha alertado sobre el problema, pero el problema también afecta a nuestros valores. Se trata de cómo debemos vivir y de cómo los seres humanos deben relacionarse entre sí y con el resto de la naturaleza. Estos son problemas de ética . . . 1

Es a estos problemas en los que nos enfocaremos ahora.

 

  • 1.

    Dale Jamieson, “Ethics, Public Policy, and Global Warming,” in Environmental Ethics, An Anthology, eds., Andrew Light and Holmes Rolston III (Malden, MA: Blackwell Publishers Ltd, 2003), p. 372.