wildfire [photo]

Figura 17. En 2010, Rusia sufrió una severa ola de calor en el verano con temperaturas que alcanzaron los 101° F (38.33° C), temperaturas promedio de 14° C más altas de lo normal en julio. Los incendios forestales se incrementaron enormemente en Rusia al igual que el debate sobre el papel del cambio climático global en la ola de calor. Ve un resumen de este debate.1