Causas naturales

Versión para impresiónVersión PDF

Las causas naturales de las variaciones climáticas normales se deben a los cambios en la actividad solar, la actividad volcánica, las variaciones en la órbita de la Tierra y el papel de los océanos. Entre éstas, las variaciones en la órbita de la Tierra son la explicación principal de la periodicidad glacial y interglacial. Es importante tener en cuenta que el cambio climático que estamos experimentando hoy tiene un nivel de variación que supera con creces las variaciones climáticas normales provocadas por estas causas naturales.

Actividad solar

Mirar en detalle

Conoce más sobre las fascinantes manchas solares.

La actividad solar determina la cantidad de radiación solar que emite el Sol. Las manchas solares son tormentas en la superficie del Sol acompañadas por una intensa actividad magnética. Las tormentas y la actividad magnética afectan la salida de la radiación solar. Hay un ciclo de 11 a 22 años de manchas solares, lo que provoca que la irradiación solar total varíe dentro del ciclo y afecte el clima de la Tierra. Sin embargo, la variación en la radiación solar causada por los ciclos de las manchas solares es relativamente pequeña en comparación con la producción solar total (~0.1%) y demasiado baja para causar los cambios de temperatura observados hoy por los científicos del clima.

Actividad volcánica

Los volcanes emiten grandes cantidades de ceniza que pueden permanecer en la atmósfera durante largos períodos de tiempo, bloqueando la radiación solar y reduciendo efectivamente la entrada de luz solar a la Tierra, lo que provoca un período de enfriamiento. El largo período de enfriamiento entre 1500 y el final de 1800 conocido como la Pequeña Edad de Hielo se considera ahora como el resultado de un aumento considerable de la actividad volcánica en todo el mundo. Hay algunas pruebas de que al menos cuatro grandes erupciones volcánicas iniciaron este período de enfriamiento.

Órbita de la Tierra

Milutin Milankovitch, astrónomo y matemático serbio, sugirió que las variaciones en la órbita de la Tierra afectan tanto la cantidad como la distribución de la luz solar recibida en la superficie de la Tierra, lo que impacta directamente el calentamiento de la Tierra. Estas variaciones se denominan Ciclos de Milankovitch Figura 12) y son causadas por tres fuerzas:

Milankovitch Cycles

Figura 12. Los ciclos de Milankovitch.1

  • Cambios en la forma de la órbita de la Tierra alrededor del Sol (excentricidad).
  • La inclinación de la Tierra sobre su eje (oblicuidad).
  • El bamboleo del eje de la Tierra (precesión).

La teoría de Milankovitch explica el momento de las últimas edades de hielo y las principales glaciaciones continentales de acuerdo con los estudios de paleoclimatología, pero estos ciclos ocurren durante decenas de miles de años y más, y no pueden explicar los rápidos cambios de temperatura observados en las últimas décadas.

El papel de los océanos en la moderación del clima

Los océanos cubren 70% de la superficie de la Tierra y debido a su gran profundidad y la alta capacidad de calor específico del agua, los océanos retienen mucho más calor que las superficies terrestre. El informe del IPCC de 2013 indica que 90% del aumento de energía neta en el sistema climático entre 1971 y 2010 se almacena en los océanos de la Tierra; 60% está almacenado en el océano superior (0-700 metros de profundidad) y 30% se almacena en profundidades superiores a 700 metros.

Mirar en detalle

Para obtener más información sobre ENSO y conocer más acerca de cómo la variabilidad climática ha sido determinada por los científicos haz clic aquí.

Existe un ciclo interactivo natural de 3 a 6 años que involucra tanto a los océanos como a la atmósfera que se ha denominado El Niño-Oscilación del Sur (ENSO). ENSO tiene un gran impacto sobre el clima regional, a menudo con consecuencias desastrosas. Con una frecuencia de pocos años, trae inundaciones a algunas zonas y sequía a otras. Se cree que a medida que se acumule más calor en las aguas del océano, el efecto ENSO se volverá más extremo. Esto significa que las tormentas oceánicas, incluidos los tifones y huracanes, serán más intensas y frecuentes. Puedes conocer más sobre El Niño en la página web National Oceanic and Atmospheric Administration. Como lo demuestran los ejemplos anteriores, los factores naturales afectan el clima de la Tierra. Sin embargo, los cambios en el clima que han tenido lugar desde 1900 no se ajustan a los patrones de variabilidad natural en el clima causados solamente por estos factores naturales solamente.