Mirando hacia el futuro

image

Algunos expertos creen que Europa está más adelantada en el desarrollo de planes nacionales para una agricultura sostenible en el siglo XXI. Leerás sobre esto en la próxima sección de Acción.

La maquinaria pesada, las tecnologías de riego, los fertilizantes químicos y los pesticidas, y la modificación genética de los cultivos y el ganado característicos de la agricultura industrial han aumentado el rendimiento agrícola y el cálculo convencional de la eficiencia económica. Sin embargo, como hemos señalado, estos beneficios han tenido costos ambientales y de salud humana.

Al comienzo de esta sección de ciencias del capítulo de alimentación, vimos cómo a pesar de que el sistema alimentario industrial tiene un crecimiento importante del mundo contemporáneo, un tercio de la población mundial todavía depende de las prácticas agrícolas tradicionales a pequeña escala. Aunque hay una población en declive en el escenario rural mundial, muchos agricultores y pescadores tradicionales poseen un conocimiento íntimo del mundo natural que es importante para el futuro de la vida humana y la preservación de la Tierra. Los sistemas alimentarios sostenibles son intentos de unir la sabiduría de las personas que trabajan dentro de los sistemas alimentarios tradicionales con los nuevos conocimientos de la ciencia y la tecnología medioambiental para crear un sistema alimentario ecológicamente sólido. Aquí sólo abordaremos cinco técnicas características de la educación y práctica alimentaria sostenible en la actualidad.

Las personas comprometidas con la construcción de un sistema alimentario sostenible hoy en día están experimentando con una amplia gama de técnicas ecológicas a lo largo de cada paso del sistema (producción, procesamiento, desecho, y consumo).

Minimización de entrada de insumos

Mirar en detalle

closer_look_video

Actualmente existen muchos programas en todo el mundo dedicados a recuperar y promover la sabiduría de la agricultura tradicional para la próxima generación de agricultores. Un ejemplo exitoso es el programa de agricultura orgánica de la escuela primaria Sekolah Dasar Pangudi Luhur Kalirejo en el distrito de Yogyakarta de Indonesia. Mira este breve video sobre el programa escolar.

Los profesionales de la agricultura sostenible buscan formas de reducir la cantidad de insumos externos necesarios para mantener la producción de cultivos a largo plazo y la distribución de alimentos. Esto se debe a que minimizar los insumos externos (fertilizantes, pesticidas, agua, energía) disminuye muchos de los impactos ambientales negativos de la agricultura industrial, como la escorrentía agua y de nutrientes, toxicidad en cultivos, suelos y producción de gases de efecto invernadero. Minimizar los insumos es un principio central de las prácticas de agricultura sostenible con cada plan anual de plantación y crecimiento.

Para los agroecólogos, las malezas pueden ser en realidad una forma de ayudar a reducir los insumos mientras se siguen cultivando cosechas sanas. La comprensión que tiene la agroecología del rol de las malezas es que ayudan a regular el ciclo de los nutrientes y a proteger los suelos para que no queden expuestos a la radiación solar directa. Las malezas retienen algunos de los nutrientes que los cultivos que han sido plantados no alcanzan a absorber. Cuando las malezas mueren o son podadas, los nutrientes que están en su biomasa se descomponen ofreciendo los nutrientes a los cultivos de ciclo largo que han sido plantados, o ayudan a mantener la calidad de los suelos para los cultivos de ciclo corto. La muerte y la regeneración de las raíces ayudan a mantener la estructura de los suelos, permitiendo una fácil entrada de agua y oxígeno. Lo que hay que evitar con las malezas es la competencia por el sol y evitar cualquier sombra innecesaria.

Recuperación y mantenimiento de suelos

Sign with a vegetable.
Figura 24. Los anuncios como este en el mercado de agricultores en el condado de Sonoma, California, alertan a los clientes sobre el valor de la agricultura con un aporte mínimo. 1

La recuperación y mantenimiento del suelo son componentes esenciales de la agricultura sostenible. La salud del suelo es la base para el cultivo de productos sanos y nutritivos. Aquí, describimos brevemente algunos métodos utilizados para el manejo sostenible de los suelos.

Control de la erosión

Uno de los componentes más importantes del manejo del suelo es el control y la prevención de la erosión. Los métodos comúnmente utilizados para prevenir la erosión incluyen: agricultura de labranza mínima, cultivos de cobertura, siembras en curvas de nivel en zonas de ladera, terrazas y amortiguadores ribereños.

Agricultura de labranza mínima

La labranza es la preparación agrícola del suelo mediante diversos métodos mecánicos o no mecánicos, como el arado superficial o profundo y la rastrillada para fragmentar las partículas del suelo. La mayoría de los métodos de labranza utilizan un arado para voltear el suelo de un campo antes de plantar. Esto puede ayudar a manejar las malezas, airear el suelo y fraccionar el suelo compactado, lo que permite una mejor penetración y absorción de agua. En climas más fríos, arar el suelo ayuda al manejo de insectos que normalmente pasan el invierno en los residuos de las plantas. Sin embargo, el arado también expone el suelo a las fuerzas erosivas del viento y el agua. Como hemos señalado anteriormente, esto ha llevado a una pérdida masiva de suelos fértiles en todo el mundo.

Mirar en detalle

closer_look_video

Ve esta video sobre el uso de sistemas de labranza mínima para la producción de productos orgánicos.

Una alternativa al arado se llama agricultura de labranza mínima. Este método de cultivo deja la estructura del suelo intacta, disminuye la compactación y permite que las raíces de un cultivo persistan en el suelo después de la cosecha. También mantiene el suelo en su lugar y permite una mayor acumulación de materia orgánica con el tiempo a medida que las raíces de las plantas se descomponen. La labranza mínima se logra rayando pequeñas rendijas en la superficie del suelo para plantar cada cultivo, de modo que la mayor parte del suelo quede intacta. La erosión del suelo generalmente se reduce sustancialmente por la agricultura de labranza mínima.

Man in a field
Figura 25. Un agricultor en Haryana, India, en un campo de labranza reducida de plántulas de arroz. 2

Un ejemplo exitoso de técnicas de labranza mínima es uno que se ha empleado en los estados indios de Haryana y Begusarai (Figura 25). En 2003, una encuesta exhaustiva de los agricultores que araban sus campos en comparación con aquellos que minimizaban la labranza mostró que los métodos de labranza mínima ayudaban a los agricultores de arroz y trigo a reducir el costo y la mano de obra necesarios para preparar los campos para plantar. Además, el uso de combustible diésel se redujo en 60 litros/hectárea. Debido a que el riego previo a la siembra era innecesario, el uso del agua disminuyó un 20%. Con el método de labranza mínima, la siembra podía comenzar antes. Esto permitía una temporada de crecimiento más larga que aumentó el rendimiento promedio de trigo en un 8%.

Recorte de cobertura y siembra en curvas de nivel

Figura 26. Raigras italiano utilizado como cultivo de cobertura. 3

La siembra de cultivos de cobertura en campos en los que no se están sembrando alimentos puede ayudar a prevenir la exposición del suelo y mejorar su salud (Figura 26). Los cultivos de cobertura también ayudan a mantener los nutrientes cerca de la superficie del suelo, evitando que los nutrientes sean llevados por el agua a sustratos más profundos del suelo. Cuando se usan como cultivos de cobertura, las legumbres fijan el nitrógeno atmosférico, mejorando en gran medida la fertilidad del suelo.

Contour field example
Figura 27. Un campo contorneado en el estado de Sikkim, India. 4

La siembra en curvas de nivel (Figura 27) es un método utilizado para disminuir la erosión cuando los cultivos se siembran en áreas montañosas. Al plantar hileras horizontales que siguen los contornos naturales de la tierra, el suelo que podría ser arrastrado cuesta abajo por el agua de lluvia o riego es interceptado y capturado por la curva de nivel adyacente cuesta abajo. Esta práctica es más efectiva cuando una mezcla de cultivos se siembra en surcos, preferiblemente con algunas tiras compuestas de pastos que actúan como filtros, los que al mismo tiempo que son muy efectivos para frenar la escorrentía del suelo.

Riparian buffer example
Figura 28. Campos de cultivo que rodean un arroyo con ribera. 5

Amortiguadores ribereños

La siembra de árboles con pastos y otra vegetación de crecimiento denso cerca de los bordes del agua conforman amortiguadores ribereños y bosques de galería en las sabanas que ayudan a regular la cantidad de suelo y los nutrientes en la escorrentía antes de que entren en la corriente y causen eutrofización (Figura 28). Estas características también son relevantes para la preservación de la biodiversidad en paisajes agrícolas porque los hábitats ribereños pueden soportar muchas especies de plantas y actuar como corredores biológicos para animales e insectos.

Aportes de materia Orgánica al Suelo

Muchas de las técnicas utilizadas para disminuir la erosión también ayudan a aumentar la materia orgánica del suelo, el contenido de nutrientes y su fertilidad. En cambio, los aumentos de la materia orgánica del suelo ayudan a los suelos a absorber más agua y a reducir la erosión. 

Mirar en detalle

closer_look

Lee más sobre adiciones de materia orgánica en el suelo.

Si bien es ideal minimizar la cantidad de insumos en un sitio, si el suelo en un área tiene poca fertilidad o se ha degradado a través de la agricultura intensiva o prácticas de formación industrial, deberá mejorarse antes de que sea productivo. En general, los suelos se pueden mejorar agregando materia orgánica, ojalá precompostada. Esto aumenta la cantidad de carbono, nitrógeno, fósforo y otros macro y micronutrientes en el sitio.

Manejo del Agua

El uso eficiente del agua y el control del movimiento del agua después de la lluvia es clave para una agricultura sostenible. Debido a que el agua también se necesita para beber, cocinar, para fines sanitarios e industriales, se requiere un programa de gestión del agua para satisfacer de manera equilibrada las diferentes necesidades y evitar los posibles conflictos por usos desproporcionados de caudales para un uso y la contaminación.

Figura 29. Riego por goteo en Lemo, Etiopía. 6

Gran parte de la tierra cultivada se encuentra actualmente en áreas que no tienen precipitaciones anuales predecibles. Debido al cambio climático global, los agricultores en muchas partes del mundo están encontrando que sus expectativas tradicionales de frecuencia e intensidad de lluvia se alteraron dramáticamente. Como resultado, el riego con agua subterránea probablemente será necesario a corto plazo. Sin embargo, como analizamos anteriormente, el riego con agua subterránea puede conducir a la formación de depósitos minerales y a salinización en la parte superficial de los suelos. Estos factores pueden mediarse con soluciones basadas en el suelo, el momento adecuado de la aplicación de agua y el uso de tecnologías modernas eficientes de riego.

Una de las tecnologías de conservación de agua más efectivas es el riego por goteo. Este método suministra agua a los cultivos en goteos lentos con los cuales el agua alcanza la profundidad adecuada, a través de una red de válvulas, mangueras o cintas, tuberías, tubos y emisores colocados en la superficie del suelo (Figura 29). Se pierde muy poca agua por evaporación en los sistemas de línea de goteo, a diferencia de los sistemas de rociadores más grandes.

Plantación diversificada

Figura 30. El cultivo de café en Villa Loyola en Nariño, Colombia. Este café está recién sembrado, intercalado con fríjol mientras crece. Además del aporte de nitrógeno, el manejo del fríjol favorece al café. Se ha sembrado además de otras matas de banano para la producción de alimentos y sombra. 7

Los problemas ambientales asociados con la agricultura de monocultivo son solucionados por la práctica contraria: los cultivos asociados. Las siembras diversificadas y los cultivos intercalados pueden ayudar a mantener la fertilidad del suelo, ya que las diferentes especies de cultivos toman diferentes cantidades de macro y micronutriente del suelo.

Los cultivos perennes son particularmente útiles si se pueden plantar con cultivos anuales. Las plantas perennes están vivas durante todo el año y se pueden cosechar varias veces antes de culminar su ciclo de vida. Cuando se cosechan las plantas perennes, la fertilidad de los suelos no se altera. Esto aumenta los nutrientes disponibles para las plantas anuales intercaladas (Figura 30).

Manejo del equilibrio dinámico de las poblaciones de microorganismos, insectos, y polinizadores

La diversidad de cultivos reduce la probabilidad de que se rompa el equilibrio dinámico de las poblaciones de microorganismos e insectos y pueden causar daños significativos en los cultivos. La diversidad de plantas también invita a una mayor variedad de insectos, algunos de los cuales son enemigos naturales de las plagas y otros que son polinizadores útiles. La diversidad de cultivos reduce la probabilidad de que un insecto pueda destruir un cultivo completo. Estos insectos y otros artrópodos son muy importantes para los ecosistemas agrícolas. 

Mirando hacia el futuro

looking_ahead

Hará falta valor para hacer la transición de un sistema alimentario industrial a un sistema alimentario sostenible. En la próxima sección de ética hay un análisis sobre cómo la virtud moral del valor se relaciona con los alimentos.

Además de intercalar con especies de plantas que atraen insectos que controlan a los que podrían hacer daños al cultivo, se pueden plantar parcelas trampa. Las parcelas trampa son áreas donde se plantan especies de cultivos mixtos cerca de cultivos que atraen insectos depredadores. Las parcelas trampa atraen a los insectos dañinos a áreas con más depredadores para evitar su propagación a cultivos más grandes. Por ejemplo, el maíz o cultivos de flores amarillas como la caléndula o el girasol, atraen insectos como avispas y mariposas. Estas plantas se pueden sembrar en franjas alrededor de la parcela para proteger los cultivos.

Para favorecer la calidad de los alimentos de los que dependemos todas las criaturas bióticas para la vida, es aconsejable que aprendamos de 1) los datos de alimentos proporcionados en la ciencia ambiental, 2) la sabiduría dentro de los sistemas agrícolas tradicionales y 3) las innovaciones de la agricultura sostenible contemporánea. Al combinar estas tres fuentes con la tecnología ambientalmente sostenible, podríamos mejorar significativamente los alimentos y cuidar su fuente principal: nuestra Tierra. 

Nicholas Tete SJ, del St. Xavier’s University College en Jharkhand, India, es un erudito de Sanando la Tierra y especialista en sistemas alimentarios sostenibles. Ha proporcionado los siguientes estudios detallados sobre técnicas de la agricultura sostenible. Aunque escritas en un contexto indio, las ideas básicas pueden ser estudiadas y adaptadas a cualquier región del mundo. Para abrir los documentos haga clic en el título.

Agricultura Orgánica Sostenible
Agricultura sostenible y pequeños agricultores
Agroecosistema
Medidas de conservación del suelo

Como se ve en esta sección de Alimentos y ciencia, las actividades de producción, procesamiento, distribución, consumo y eliminación de residuos plantean serias cuestiones éticas. Ya hemos mencionado muchas de estas cuestiones en esta sección. Pasamos ahora a un análisis más detallado de estos desafíos en la sección de Alimentos y ética.

Preguntas para considerar

  • Si fueras a cultivar, plantar y mantener una huerta donde vives, ¿qué métodos de agricultura sostenible de los presentados por el Padre Tete, intentarías usar?
  • Si alguien admirara tu huerta, ¿cómo explicarías los beneficios ambientales y de salud humana de los métodos sostenibles que estarías utilizando?