La Introducción a Sanando la Tierra describió cuatro pasos para ayudarte a pasar de la preparación a la acción.


  1. Ver un problema que quieras abordar.
  2. Estudiar los aspectos científicos y sociales del problema (¿Quién? ¿Qué? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Por qué?).
  3. Imaginar posibles respuestas de acción que sean éticamente coherentes y espiritualmente genuinas.
  4. Seleccionar una de estas respuestas de acción, realizar la acción y controlar los resultados.

Es posible que desees revisar lo que se incluye en cada paso. A continuación se presentan ideas que te invitan a ver un problema, recopilar información, analizar el problema, desarrollar respuestas y realizar acciones.

  1. El Centro de Investigación y Acción Alimentaria ofrece excelente información sobre las cosas que los estudiantes pueden hacer para averiguar si el programa de alimentos de su escuela cumple con los estándares de nutrición. Puedes verlo aquí.
  2. El Reino Unido tiene una larga tradición de huertas comunitarias. Una de las mejores maneras de integrar a las personas en un barrio es sembrar, cuidar y cosechar alimentos en un espacio compartido. Growveg.com es un excelente recurso para iniciar y mantener una huerta comunitaria.
  3. El Instituto Rodale apoya la agricultura sostenible con investigación, capacitación para agricultores y educación para los consumidores. Ve aquí para conocer las 12 cosas que puedes hacer ahora para apoyar a los sistemas de alimentos saludables y sostenibles.
  4. La organización Bread for the World tiene un Rincón Activista en su sitio web que contiene muchos recursos que puedes utilizar para abogar por una alimentación saludable. Uno de ellos es una guía útil para “Escribir una carta al editor de tu periódico locales una guía útil para “Escribir una carta al editor de tu periódico local”. Puedes verlo aquí.
  5. Si vives en Estados Unidos y te preocupa el desperdicio de alimentos visita Food Rescue Locator. Cuando ingreses tu código postal, encontrarás la organización más cercana donde puedes ofrecerte como voluntario para rescatar alimentos, transportarlos y distribuirlos a los necesitados en tu comunidad.
  6. Slow Food International es una organización con sede en Italia que responde al mundo de la “comida rápida” al enfatizar la importancia de preservar las gastronomías locales de alimentos y aumentar la comprensión de las personas sobre el origen de los alimentos. Ve estos diez consejos sobre cómo ‘Go Slow’ con los alimentos en tu vida y en tu comunidad.