Ciencia

Ética

Espiritualidad

Acción

Secciones

  • Objetivos de aprendizaje
  • Estudio de caso: El río Ganges 
  • Agua y ciencia
    • La estructura de agua
      • Solvencia de agua
      • Los tres estados físicos del agua
      • Densidad del agua
    • Agua, calor específico, y reacciones químicas
      • El ciclo hidrológico
    • La distribución de la precipitación
      • Agua y biomes
    • Las fuentes y usos humanos del agua
      • Acceso humano al agua
      • Uso humanos y consecuencias.
  • Agua y ética
  • Agua y espiritualidad
  • Agua y acción
    • Informes regionales
    • Ideas de acción
  • Preguntas de reflexión y exploraciones del cápitulo
  • Recursos adicionales

AlertSi no lo has hecho, lee la Introducción de Sanando la Tierra antes de continuar con este capítulo. La Introducción te proporciona los antecedentes de los términos y las explicaciones necesarias para comprender del capítulo.

rule of 3
La regla de los tres. 1

Imagina tu vida por un día sin agua. ¿Cómo te limpiarías, calmarías la sed, prepararías la comida o lavarías la ropa? Los seres humanos y otras criaturas vivas necesitan agua para sobrevivir. ¿Alguna vez has oído hablar de la “Regla de los tres”? Si alguna vez te encuentras atrapado en un lugar donde tu vida corre peligro, tienes tres minutos para respirar aire fresco, tres horas para llegar a un refugio (en un ambiente de calor intenso o frío), tres días para acceder a agua potable y tres semanas para encontrar la comida.

Mirar en detalle

closer_look

Mira Our Thirsty World,un video corto de introducción al agua por National Geographic.

Actualmente, se estima que un niño muere cada minuto por falta de agua dulce. Este es un claro recordatorio de que un importante reto ambiental de nuestro tiempo es asegurar suficiente agua limpia para mantener la vida en la Tierra. Para enfrentar este desafío, primero debemos entender la ciencia del agua. Entonces, debemos aprovechar los recursos de la ética y la espiritualidad para guiar nuestras decisiones. En conjunto, la ciencia, la ética y la espiritualidad pueden darnos la fortaleza para tomar medidas y mejorar nuestro suministro de agua dulce por ahora y para las generaciones futuras.